Guisos de verano con disfrute garantizado

Guisos de verano

Especialmente en Guisos de verano, desea pasar tiempo al aire libre y no quedarse parado en la cocina para siempre. Sin embargo, la comida del alma del horno te viene bien y por eso te hemos preparado una lista de guisos veraniegos, imprescindibles en nuestra cocina.

Guisos de verano

Los ingredientes son muy digeribles, no pesan mucho en el estómago y utilizamos mucha verdura fresca de temporada. Pero los amantes de la carne también sacarán provecho de su dinero gracias a nuestra selección y encontrará consejos para la preparación y variantes con cada receta.

Sin embargo, las recetas rápidas de guisos no solo deben prepararse en poco tiempo, sino que, sobre todo, deben saber bien y estos platos definitivamente lo hacen.

Le deseamos mucho placer en la cocina, disfrute y un verano culinario de ensueño con nuestras recetas de guisos.

1.Pasta al horno con verduras

Especialmente en verano, nos encanta la cocina vegetal colorida y rica en vitaminas. Sin embargo, es aún mejor maridado con pasta, así que combinamos todo en una cacerola y lo cubrimos con queso. ¿No suena delicioso?

Puedes usar cualquier verdura que esté en temporada o puedes usar vegetales congelados, saben igual de bien y no son menos saludables. ¿Quién se apunta a esta cazuela veraniega?

Aquí hay otro consejo sobre cómo funcionan mejor nuestras ideas de cazuela:

  • Esta cazuela es especialmente adecuada para hacer sabrosas las verduras de los niños.

2.Caserola de coliflor

Esta cazuela tiene que ver con la coliflor como protagonista principal. Se hornea en una salsa cremosa con mucho queso y está en la mesa en poco tiempo. Dado que la cazuela de verano es un éxito entre jóvenes y mayores, también es una excelente manera de hacer que las verduras sean sabrosas para los niños.

Si no te gusta la coliflor, puedes usar otras verduras como el brócoli. Por supuesto, también puedes convertir esta cazuela baja en carbohidratos en un plato principal equilibrado sirviéndola con arroz, papas o pasta.

En verano nos gusta comerlo con una lechuga iceberg crujiente, definitivamente deberías probarlo.

Aquí hay otro consejo sobre cómo funcionan mejor las recetas de cazuela como esta:

  • Si desea que la cazuela de verano sea más fuerte y picante, puede usar queso de montaña fuerte o parmesano para gratinar.

3.Horneado de pasta griega

El verano es tiempo de vacaciones y es por eso que estamos poniendo Grecia en nuestros platos con la siguiente receta. Hay una cazuela de pasta griega, pero también recuerda a Italia. La salsa recuerda a la boloñesa, pero se complementa con queso feta y pimientos frescos.

El queso hace que la cazuela veraniega sea agradable y cremosa y a los niños también les encantará. Las sobras se pueden almacenar fácilmente tapadas en el refrigerador e incluso congeladas. Siéntase libre de venir a Grecia y disfrutar de la cazuela.

Con estos consejos tu cazuela griega quedará perfecta:

  • También puedes usar zanahorias ralladas o calabacín en lugar de pimentón
  • En lugar de queso feta, ¿qué tal parmesano o mozzarella suave?

4.Cazuela de calabacín baja en carbohidratos

En verano, la cocina puede ser ligera, baja en calorías, sana y saludable. Todo esto es nuestra cazuela de calabacín low carb, que además está buenísima. ¿Tal vez incluso cultivaste calabacines en el jardín tú mismo? Siempre tenemos mucho y esta receta es un cambio bienvenido en el plato.

Añade una ensalada fresca y crujiente y el plato de verano es perfecto. ¿Quieres? Luego ve al calabacín.

Aquí hay algunos consejos para este plato bajo en carbohidratos del horno:

  • Por supuesto, también puedes usar otras verduras como la berenjena, pero el tiempo de cocción será más largo.
  • Diferentes quesos u otras especias siempre evocan un nuevo sabor y este plato nunca se vuelve aburrido.

5.Abanicos de calabacín con feta

Aquí viene el próximo golpe bajo en carbohidratos, que es muy divertido para el paladar, especialmente en verano. Nuestro abanico de calabacín con queso feta demuestra una vez más que las recetas a la cacerola son rápidas y sabrosas.

Cortas los calabacines a lo largo, pones queso feta en los huecos, sazonas bien y la cazuela veraniega se mete en el horno. Poco después, un plato de verano de primera está en la mesa. También puedes preparar el abanico con berenjena y no te lo puedes perder.

Aquí hay algunos consejos más sobre cómo hacer que la cazuela de verano sea lo mejor posible:

  • Use un aceite de oliva realmente bueno para la preparación, que tiene un efecto positivo tanto en el sabor como en la salud.
  • El plato se vuelve más contundente si fríes unos dados de jamón y los comes con él

6. Cazuela De Patata Y Coliflor

Se levanta el telón para la próxima cazuela de verano con coliflor. Sin embargo, esto viene en combinación con jamón y papas de relleno en la cacerola. Estos ingredientes se mezclan con una salsa cremosa y se terminan con una costra crujiente de queso.

En términos de sabor, puede llevar la cazuela a un nuevo nivel con especias y hierbas frescas. Si quieres un toque exótico en tu plato, puedes utilizar curry en polvo o en pasta, por ejemplo.

¿Sería algo para ti? Luego ve a la coliflor.

Aquí hay un consejo para la implementación perfecta de este sofisticado casopa:

  • Para una versión vegetariana, puede omitir el jamón y usar zanahorias o calabacines en su lugar.

7. Cazuela De Calabacín

Nuestra cazuela de calabacín es diferente a otras cazuelas con calabacín que conoces hasta ahora. Junto con sémola, Kassler y sabrosas especias, se crea una gran cazuela veraniega que disfrutará toda la familia.

Es fácil y rápido de preparar y puedes conservar muy bien las sobras y disfrutarlas frías al día siguiente. Corta la cazuela en trozos y llévala contigo a tu próximo picnic.

Aquí hay otro consejo que le garantizará el sabor de esta receta creativa:

  • Después de haber rallado los calabacines, es importante que los escurras bien para que tu cazuela no se vuelva blanda y blanda.

8. Cazuela de patatas

¿Te gustaría una fusión de papas alemanas y salsa para pasta italiana? Entonces esta cacerola veraniega es perfecta para ti. Combinamos el gran tubérculo con una salsa estilo carbonara y lo horneamos todo con queso. Este es alimento puro para el alma y el esfuerzo por hacerlo es mínimo.

Si te gusta más fresco, puedes agregar verduras como tomates cherry o calabacines a la cacerola. ¿Tal vez incluso tengas hierbas frescas listas? Hacen la cazuela perfecta.

Aquí otro tip para que puedas implementar perfectamente la cazuela con el gran tubérculo:

  • Los vegetarianos omiten el tocino y usan tofu en su lugar.
  • Las especias como el chile, la alcaravea o la cúrcuma hacen que la cazuela sea un punto culminante visual y de sabor.

9. Cazuela de pizza rápida

Esta cazuela no solo es un placer para el paladar, sino también baja en hidratos de carbono. La base de la pizza no es una masa pesada de harina. Usamos coliflor rallada como base y cubrimos la base prehorneada como una pizza clásica. Italia se siente más sana y ligera es el lema de esta cazuela rápida.

Usamos salami y salsa de tomate para los aderezos, pero siéntete libre de usar tu imaginación y aderezar la pizza como quieras. ¿Qué tal jamón, mozzarella, albahaca fresca o atún?

Elijas lo que elijas, el disfrute está garantizado.

Aquí hay otro consejo sobre cómo funcionan mejor nuestras ideas de cazuela:

  • En lugar de untar la masa de coliflor en la bandeja, se pueden formar tortas planas redondas, luego la cacerola quedará también como pizza

10. Cazuela de carne griega con queso feta

Por último, pero no menos importante, hay una cazuela que promete pura sensación de verano en el plato. El queso feta, que incluso tiene denominación de origen protegida, es un alimento básico en Grecia y también es muy popular aquí.

Combinado con carne picada, muchas especias, tomates y pequeños fideos griegos en forma de arroz (khritaraki), se crea una deliciosa cazuela. Esta cazuela de pasta es imprescindible para nosotros en verano y se sirve aquí con regularidad.

Otro consejo para hacer de la cazuela un punto culminante con aire festivo:

  • Para que el sabor no se vuelva aburrido, siempre puedes sazonar la cazuela de forma diferente y tener siempre una nueva experiencia de sabor en tu plato. Si te gusta picante, puedes usar chile en polvo o Tabasco.

11. Cazuela De Patata Y Calabacín

La última cazuela de calabacín que tenemos en oferta es especialmente ligera y, sin embargo, increíblemente deliciosa. Esta cazuela de patata y calabacín también se prepara en poco tiempo y la podéis preparar muy bien.

La cazuela veraniega es un consejo para todos los que aman el gratinado de patatas clásico pero les gustaría tenerlo en la mesa de una forma diferente: disfrute degustando esta delicia culinaria.

Otro consejo para hacer del gratinado un plato estrella del verano:

  • Nuestra pechuga de pollo en salsa de tomate va muy bien con ella.

12. Lasaña vegetariana

Todo el mundo ama lasaña, ¿verdad? Sin embargo, tiene fama de ser pesado y una bomba calórica. Sin embargo, nuestra lasaña vegetariana refuta esta suposición, porque en lugar de carne picada y salsa bechamel, ponemos espinacas, ricotta y salsa de tomate y un sueño de pasta veraniega.

Capa sobre capa para disfrutar es el lema de este clásico italiano que hemos hecho veraniego y no deberías perderte ni una sola capa. ¿Quién viene a Bella Italia?

Aquí hay algunos consejos más para asegurarse de que su hit de Italo sea un éxito:

  • Use otras verduras frescas como champiñones, calabacines o zanahorias además o en lugar de espinacas
  • También puedes preparar este clásico con mucha antelación y meterlo al horno un día después.

Guisos de verano con disfrute garantizado

  • 500 g de patatas (predominantemente cerosas) 1 diente de ajo
  • 150 g de calabacines verdes
  • 150 g de calabacines amarillos
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 2 cucharadas de harina
  • 125 ml de caldo de verduras
  • 125 ml de crema
  • un poco de nuez moscada
  • 35 gramos de queso rallado
  • Sal pimienta
  • 1 cucharada de berro
  1. Pelar las patatas y cortarlas en rodajas de 2,5 mm de grosor con un cortador.

  2. Lava los calabacines y córtalos en rodajas de 2,5 mm de grosor.

  3. Engrasa la cacerola con un poco de mantequilla y precalienta el horno a 200 grados calor arriba y abajo

  4. Derrita 1 cucharada de mantequilla en una cacerola, agregue 2 cucharadas de harina y mezcle bien. Desglasar con caldo de verduras y nata y sazonar con nuez moscada, pimienta y sal. Llevar todo a ebullición para que espese.

  5. Coloque las rodajas de calabacín y papa alternativamente en filas en la cacerola hasta que la cacerola esté llena. (cazuela aprox. 20 x 30 cm)

  6. Extienda la salsa sobre las verduras y espolvoree con queso, luego hornee en el horno durante unos 30-35 minutos.

  7. Espolvorear con berros y servir caliente.

Guisos de verano
española
guisos