Las mejores recetas de tarta de fresa

Las mejores recetas de tarta de fresa

¿Está a la vuelta de la esquina un picnic, una barbacoa o un cumpleaños? acaba de empezar la temporada de tarta de fresa y te apetece preparar una deliciosa tarta de fresa. La selección es tan grande que es difícil decidir qué receta usar.

Las mejores recetas de tarta de fresa

Todas las recetas de pastel de fresas seleccionadas aquí son súper fáciles de preparar y no requieren ninguna habilidad de repostería, pero saben al menos igual de bien. Si no te gustan tanto los frutos rojos, aún puedes usar estas recetas. Todos ellos pueden ser súper modificados con las bayas o frutas que prefieras.

¿Que estas esperando? Coge un papel y un bolígrafo y escribe las mejores ideas para tu próximo pastel de fresas.

1. Tarta Raffaello de fresa

Todo el mundo conoce el típico anuncio de Raffaello: una mujer bonita en una hermosa playa de arena, en algún lugar en medio de la nada. El mar brilla de fondo e inmediatamente te apetece irte de vacaciones.

Esta receta de pastel de fresas te hará sentir mejor, porque este pastel te pondrá en un estado de ánimo festivo no solo visualmente sino también en términos de sabor.

Fruta fresca, crema ligera de coco y una galleta esponjosa, esta combinación crea una base perfecta. La tarta ahora tiene que estar en la nevera unas horas, porque la crema debe estar lo suficientemente estable antes de ponerle la decoración. La nata se bate a punto de nieve y se esparce sobre el bizcocho. El coco deshidratado, Raffaello y las fresas ofrecen aquí un aspecto exótico.

No solo las fresas, sino también otras frutas encuentran adeptos en verano. Así que también podrías preparar este delicioso pastel con frambuesas, arándanos, moras o grosellas. Otras frutas también son buenas, pero el lema aquí es: ¡ni demasiado duras ni demasiado blandas! Los melones, las naranjas y las mandarinas serían buenos ejemplos aquí. Si no te gusta el coco rallado, también puedes usar chispas de chocolate, porque el chocolate siempre es una buena opción.

Para que el sueño de las vacaciones no reviente, he aquí algunos consejos:

  • Si quieres darle un toque extra a tu pastel, puedes agregar un poco de licor de coco o ron blanco a la crema.
  • Para que el bizcocho se mantenga agradable y aireado, las claras de huevo batidas por separado deben incorporarse con cuidado al resto de la mezcla. Simplemente no revuelvas demasiado, de lo contrario todo el aire se removerá y la galleta quedará masticable en lugar de esponjosa.
  • Incluso si la receta requiere un tiempo de enfriamiento de 4 horas, es mejor enfriar el pastel durante la noche para que la gelatina en la crema se asiente bien.

Este pastel no es inferior al conocido clásico de dulces y puede mantenerse muy bien. ¿Entonces, Qué esperas?

2. Pastel de fresa

¿Debería ser el pastel de fresas para tu cumpleaños? Conocido y amado desde la infancia, este pastel no solo es un éxito absoluto en verano y es uno de los favoritos.

Esta receta impresiona, por un lado, con su fina nota de saúco en la crema, quark y crema de fresa y, por otro lado, con su galleta esponjosa. Esta combinación crea un pastel de verano deliciosamente ligero que debería estar en la lista de horneado de todos. Además, solo necesita unas horas en la nevera y puedes disfrutarlo de inmediato.

Incluso si las fresas no están en temporada en este momento, esta receta también se puede usar durante todo el año gracias a su versatilidad. Por ejemplo, se pueden utilizar frambuesas, arándanos, moras, mangos, melocotones y albaricoques. Puede desahogarse con la cobertura, porque no solo tiene que ser simple con azúcar en polvo y fruta. Las chispas de chocolate y un espejo de frutas también se ven bien en este pastel.

Para que la tarta de cumpleaños sea un éxito, aquí tienes algunos consejos para garantizar que nada salga mal:

  • La gelatina debe remojarse primero en agua fría. Luego se disuelve en una cacerola a fuego lento y se revuelve primero en un poco de quark de fresa y luego en toda la nata.
  • ¿Te gustaría guardar un poco de pastel? Se mantiene tapado sin apretar en el frigorífico durante 2 o 3 días, pero la experiencia ha demostrado que se come antes.
  • Incluso si puedes comer el pastel después de unas horas, la gelatina en la crema tiene que solidificarse. Solo entonces el pastel está listo para servir. En cualquier caso, se debe observar un tiempo de enfriamiento de al menos 4 horas, o puede refrigerarlo durante la noche para estar seguro.

¿Cuándo se horneará el próximo pastel de fresa?

3. Torta celestial de fresas

Fresas frescas, crema cremosa, base de masa quebrada fina y crujiente. ¿No suena todo delicioso por sí solo? Sin embargo, la combinación de los tres es inolvidable y hace que esta receta sea increíblemente buena.

Aquí es donde el trabajo por turnos adquiere un significado completamente nuevo, porque aquí tienes que esperar antes de dar el siguiente paso. Primero, se hace la masa quebrada y se cuece en el horno durante 20 a 30 minutos. Luego deja que se enfríe por completo. Solo entonces agregas la crema súper deliciosa. Este se compone de nata, quark y yogur, entre otras cosas. Entonces toca esperar de nuevo a que todo se calme. El último punto de atracción son las fresas con glaseado de pastel en el pastel.

Otras variaciones fuera de la temporada de fresas tampoco son un problema con esta receta. ¿Qué tal frambuesas, arándanos o moras en su lugar? Si quieres ir en la dirección exótica, también puedes crear pasteles con melón y mango. No siempre tiene que ser productos frescos. La fruta congelada funciona igual de bien después de haberla descongelado y escurrido. Por otro lado, si lo quieres más rápido y aún no tienes productos frescos a la mano, también puedes usar fruta enlatada.

Este manjar se puede guardar tapado en el refrigerador de 2 a 3 días, pero por lo general se ha consumido todo antes de esa fecha.

Gente También Busca;-Receta básica de panqueques

Para el pastel perfecto, los mejores consejos solo para ti:

  • Batir el azúcar con el azúcar de vainilla muy ligeramente. Esto puede tardar unos minutos. Para un resultado perfecto, debes tamizar los ingredientes restantes en la masa, ¡porque a nadie le gustan los grumos en su pedazo de pastel!
  • Si no quiere sufrir un golpe de azúcar al procesar fruta enlatada, debe reducir el azúcar en el glaseado. Entonces podrá saborear mejor la dulzura natural de la fruta.
  • Antes de comenzar con la siguiente capa, definitivamente debe observar el tiempo de enfriamiento, de lo contrario, la obra maestra se derretirá. ¡Y nadie quiere un pastel espeso!

¿Ya tienes hambre?

4. Pastel de helado de espagueti sin hornear

Este pastel celestial sorprenderá a niños y adultos por igual. Porque ¿quién no conoce el clásico helado de espagueti de la heladería? Pero ciertamente nunca lo has comido como un pastel, ¿verdad? Esta receta no deja nada que desear y satisface todos los antojos.

Un núcleo de crema congelada, un delicioso helado de vainilla en forma de fideos encima y todo cubierto con salsa de fresa afrutada, frutas deliciosas y virutas de chocolate blanco: todos conocen los ingredientes de un helado de espagueti perfecto. En su lugar, tome una ligera crema de vainilla y puré de fresas y cree una nueva interpretación del clásico de la infancia.

En la heladería ahora hay muchas versiones de helado de espagueti. Este pastel también puede mantenerse al día con la variedad, porque no siempre tiene que ser fresas. Frutas como el maracuyá, la piña, el mango o las moras tampoco estarían mal. También puede usar fruta congelada, pero debe usar la versión sin azúcar y dejar que la fruta se descongele y se escurra por completo antes de usarla.

Para que el pastel de helado de espagueti sea el próximo éxito y no un fracaso, hemos recopilado algunos consejos útiles aquí:

  • Tienes que cuidar tu figura y ahora piensas que te tienes que prescindir de esta deliciosa receta? Incorrecto, porque algunos pasos simples, como galletas bajas en azúcar, crema batida ligera y reemplazar el azúcar con eritritol, ahorran una enorme cantidad de calorías. Sin embargo, solo debes comer una pieza, aunque no es tan fácil con este manjar.
  • Para tener algo de esta delicia a largo plazo, el pastel también se puede congelar fácilmente en pedazos. Si luego se vuelven a necesitar, simplemente deben descongelarse a temperatura ambiente durante aproximadamente 2 horas y luego se pueden disfrutar nuevamente.
  • ¡Definitivamente vale la pena esperar aquí! Lo mejor es dejar reposar la tarta toda la noche y que esté lista en la nevera a la mañana siguiente, porque así no os costará mucho esperar.

Se garantiza que tal pastel será el próximo punto culminante en cada fiesta.

5. Torta Fanta de Fresa

Este pastel crea una era completamente nueva entre los pasteles de fresa. Porque con su combinación de refresco y deliciosa fruta en un solo pastel, esta receta definitivamente debe ser una de tus favoritas.

El bizcocho se hace tan rápido que puedes hornearlo en muy poco tiempo. Estará listo para una fiesta dentro de una hora. Relleno de crema batida y fresas, este pastel maravillosamente esponjoso es una verdadera rebanada de crema.

¿Se acabó la temporada de fresas o simplemente no te apetece? Deja volar tu imaginación al intercambiar y elige lo que te apetezca. Ya sean diferentes bayas como grosellas y frambuesas, o más bien mandarinas, cerezas o plátanos, cada versión sabe muy bien.

Aquí hay algunos consejos para que su pastel se vea como algo sacado de un libro ilustrado:

  • Si quieres que el bizcocho quede un poco más estable, por ejemplo para transportarlo, debes fijar la fruta con glaseado de bizcocho. Eso sí, añade la nata montada poco antes, porque a nadie le gustan las tartas empapadas, ¿verdad?
  • Todo el mundo quiere evitar que el bizcocho se pegue al molde después de hornearlo. Para evitar que se pegue, debe forrar el molde desmontable con papel de hornear. Esto garantiza que nada se atasque.
  • Para que el bizcocho quede lo más delicioso posible, espolvorea azúcar morena por encima justo antes de servir.

¡Nada puede salir mal ahora!

Gente También Busca;-Los 10 mejores postres con fresas

Las mejores recetas de tarta de fresa

Galletas

  • 3 Propietario
  • 80 g g Zucker
  • 1 paquete de azúcar de vainilla
  • 110 gramos de harina
  • ½ paquete de levadura en polvo

Crema

  • 8 hojas de gelatina
  • 300 g Sahne
  • 300 g de quark bajo en grasa
  • 3 EL Wasser
  • 50 gramos de azúcar
  • 10 piezas Rafaello
  • 20 g Coco rallador
  • 2 cucharadas de licor de coco o ron blanco (opcional)
  • 250 gramos de fresas

Adición

  • 200 g Sahne
  • 70 g Coco rallador
  • fresas
  • Raffaello
  1. Para el bizcocho, separa los huevos y bate las claras a punto de nieve. Batir las yemas con el azúcar y el azúcar de vainilla durante unos 10 minutos hasta que quede esponjoso. Agregue con cuidado las claras de huevo. Mezcle la harina y el polvo de hornear, tamice y revuelva rápidamente.

  2. Cubra el fondo del molde desmontable con papel para hornear. Hornee en un horno precalentado a 175 grados (calor O/U) durante unos 20-30 minutos hasta que estén dorados y luego deje que se enfríe por completo.

  3. Para la crema, remojar la gelatina en agua fría. Picar el Raffaello y cortar las fresas en trozos pequeños. Montar la nata a punto de nieve y mezclar bien el quark con el agua, el azúcar, el coco rallado y el ron. Doble en Raffaello y fresas

  4. Exprima bien la gelatina y caliente en una cacerola pequeña hasta que se disuelva. Agregue 2 cucharadas de crema de quark a la gelatina y luego revuelva la gelatina en toda la crema de quark. Doble suavemente la crema.

  5. Parta el bizcocho enfriado por la mitad dos veces horizontalmente, coloque la parte inferior en un plato para pasteles y ciérrelo con un anillo alto para pasteles. Rellenar con la mitad de la nata, colocar la capa de bizcocho del medio encima, extender la segunda mitad de la nata encima y terminar con la última capa de bizcocho. Refrigere el pastel durante al menos 4 horas (preferiblemente durante la noche).

  6. Para la cobertura, montar la nata a punto de nieve, extenderla por todo el bizcocho y espolvorear con coco rallado. Adorne con Raffaello y fresas frescas.

postre
española
de tarta de fresa